Canciones divertidas

Cualquiera puede cantar, sin importar si lo hace bien o mal. Por eso te traemos unas canciones divertidas para que compartas con tus amigos.

Canciones divertidas

Todos pueden cantar, no importa si tienen una gran voz o nos hacen tapar los oídos, no hay nada más lindo para estar alegres. Las canciones son muy entretenidas, pero también nos ayudan a aprender.

Hoy te traemos una selección de canciones divertidas para que puedas entonar en casa o en la escuela. Y si desafinas, no importa, lo importante es que cantes.

Ya las conoces, son:

“La vaca lechera”

y

“Mambrú”

.

“La vaca lechera”

es una canción muy divertida y animosa sobre la vida en la granja. Pero

“Mambrú”

, en cambio, es la triste historia de un soldado que no volvió de la guerra. Vamos a cantarlas.

La vaca lechera

Tengo una vaca lechera,
no es una vaca cualquiera,
me da leche merengada,
ay! que vaca tan salada,
tolón , tolón, tolón , tolón.

Un cencerro le he comprado
Y a mi vaca le ha gustado
Se pasea por el prado
Mata moscas con el rabo
Tolón, tolón
Tolón, tolón.

Qué felices viviremos
Cuando vuelvas a mi lado
Con sus quesos, con tus besos
Los tres juntos ¡qué ilusión!

Mambrú

Mambrú se fue a la guerra,
mire usted, mire usted, que pena.
Mambrú se fue a la guerra,
y no sé cuándo vendrá.
Do-re-mi,
do-re-fa.
No sé cuándo vendrá.

Si vendrá para la Pascua,
mire usted, mire usted, qué gracia.
Si vendrá para la Pascua
o para la Trinidad.
Do-re-mi,
do-re-fa.
O para la Trinidad.

La Trinidad se pasa,
mire usted, mire usted, qué guasa.
La Trinidad se pasa.
Mambrú no viene ya,
Do-re-mi,
do-re-fa.
Mambrú no viene ya.

Por allí viene un paje,
¡qué dolor, qué dolor, qué traje!
Por allí viene un paje,
¿qué noticias traerá?
Do-re-mi, do-re-fa,
¿qué noticias traerá?

Las noticias que le traigo,
¡del dolor, del dolor me caigo!
Las noticias que le traigo
son tristes de contar,
Do-re-mi, do-re-fa,
Son tristes de contar.

Que Mambrú ya se ha muerto,
¡qué dolor, qué dolor, qué entuerto!,
que Mambrú ya se ha muerto,
lo llevan a enterrar.
Do-re-mi, do-re-fa,
lo llevan a enterrar.

En caja de terciopelo,
¡qué dolor, qué dolor, qué duelo!,
en caja de terciopelo,
y tapa de cristal.
Do-re-mi, do-re-fa,
y tapa de cristal.

Y detrás de la tumba,
¡qué dolor, qué dolor, qué turba!,
y detrás de la tumba,
tres pajaritos van.
Do-re-mi, do-re-fa,
tres pajaritos van.

Cantando el pío-pío,
¡qué dolor, qué dolor, qué trío!,
cantando el pío-pío,
cantando el pío-pá.
Do-re-mi, do-re-fa,
cantando el pío-pá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *